Como todos lo sabemos nuestras mascotas poseen una fantástica percepción extrasensorial o como otros lo hubieran dicho un sexto sentido, un presentimiento de peligro y les empuja para actuar en su propia auto defensa.
En todas las culturas se hablaba de interacción entre los animales y el ambiente y desde siempre se los usaba como buenos detectores de las energías y su integración con seres humanos.
Al observar animales hemos aprendido actuar según su comportamiento.
Así los indios americanos para encontrar el mejor lugar para acampanar, soltaban los caballos y el sito que elegían para pastar era donde los indios quedaban.
Los romanos por ejemplo la tarea de elegir un buen sitio para construir un pueblo dejaban a las ovejas.  Si después de un año las ovejas mostraban signos de cualquier enfermedad el lugar no ere apto para vivir.Hoy en día en varios países se utiliza mascotas como los mejores predicadores de los terremotos, que en varias ocasiones superan la tecnología moderna.